5 flores que se comen en México
24 noviembre, 2016
Un menú vegetariano para mexicanos arriesgados
9 diciembre, 2016

El frijol

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

El frijol es uno de los elementos más importantes de la cocina mexicana, no sólo por su enorme tradición, sino porque es parte de mucho más.  Es muy saludable pues aporta una importante cantidad de proteínas y se combina con los otros ingredientes básicos de la alimentación mexicana como el maíz y el chile, por lo que crece en la milpa idealmente.

Es originario de Mesoamérica y Sudamérica, y existen tantas variedades que ni te imaginas, y por lo tanto de colores. 50 de las 150 especies de frijoles en el mundo son mexicanos. Aquí se cultiva principalmente las siguientes especies: el frijol común, comba, ayocote y tepari.

frijol2

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

planta-frijol

Crece como una plantita que no alcanza mucha altura y que se enreda en otras. Pertenece a la familia de las leguminosas. De las 70 variedades que existen se han clasificado de acuerdo a su color en negros, amarillos, blancos, morados, bayos, pintos y moteados.

En México y Centroamérica es conocido como “planta de frijol”. Se produce mejor en lugares con climas fríos y cálidos, en Estados como Zacatecas, Coahuila, Sinaloa, Durango, Nayarit y Chiapas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column css=”.vc_custom_1480692431277{margin-top: 50px !important;margin-bottom: 50px !important;}”][vc_column_text]

alimentos-con-frijol“Del frijol se utilizan las flores para hacer algunos guisos; los ejotes o vainas cuando están tiernos se aprovechan como verdura; con las semillas tiernas se hacen diversos tamales. La semilla seca es el producto más frecuente de esta planta”¹.

En nuestro país se consumen cocidos pero de distintas formas. Puede ser desde en forma de sopa, con su epazote y demás, o en los frijoles charros,  hasta en una crema, o bien refritos para acompañar unos huevos. Están presentes prácticamente en todas las casas del país, acompañando todos los guisados.

Antes de servirse, generalmente se sazonan con manteca de puerco o aceite, y conforman el dúo dinámico junto con la tortilla de maíz.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

“[…] se ha incorporado a la comida de otros países. En Italia se utiliza para hacer pan, al igual que otras leguminosas como chícharos, lentejas y garbanzos. Son conocidos como “carne de los pobres”, porque aportan ahí donde faltan la carne y otras proteínas animales. En España hoy se cultivan cerca de 200 variedades de lo que ahí llaman alubias y judías. La mayor parte de ellas fueron llevadas a la península desde México y el Caribe. Están presentes en uno de los platillos tradicionales ibéricos: los cocidos”².

Si tu pretexto para no consumirlos es que te inflaman mucho, déjalos remojando por una noche antes de guisarlos y verás lo bien que te caen.

Tienen un alto contenido en proteínas y fibra, lo que los hace muy saludables. Aportan vitamina B, menos la B12 y no tienen colesterol. Son ideales para personas con diabetes, pues sus carbohidratos complejos se absorben más lentamente.

ensalada-de-frijol

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Nosotros lo amamos y lo celebramos todos los días, ¿ya probaste nuestras quesadillas de frijol? Échate una vuelta el fin de semana.

¡Comparte y comenta! 

Fuentes:

http://www.biodiversidad.gob.mx/usos/alimentacion/frijol.html

http://enforma.salud180.com/nutricion-y-ejercicio/5-beneficios-nutricionales-de-los-frijoles

¹Pueblo de maíz. La cocina ancestral de México. CONACULTA, Coordinación de Patrimonio Cultural, Desarrollo y Turismo, México, 2005, p. 26  (Patrimonio Cultural y Turismo. Cuadernos 10).

²Ibid.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Comments are closed.